Acceso al contenido

REVISTA ACTIVA. PORTADA

logotipo Revista Activa con enlace a la página de inicio
Hemeroteca
Estás en: Portada > Tu Seguridad Social

Tu Seguridad Social

Pacto de Toledo

El demógrafo Juan Díez apuesta por la jubilación voluntaria sin límite máximo legal de edad

El demógrafo Juan Díez comparece ante la Comisión del Pacto de Toledo para exponer su punto de vista ante los futuros retos sobre la viabilidad y evolución del Sistema nacional de pensiones.

ACTIVA // 8 de marzo de 2017

El demógrafo Juan Díez ha comparecido ante la Comisión del Pacto de Toledo presentando sus planteamientos como demógrafo y sociólogo ante los futuros retos a abordar sobre la viabilidad y evolución del Sistema nacional de pensiones.

Díez ha construido su intervención sobre cuatro puntos. Comienza hablando sobre población explicando que no podemos enfocar el progresivo aumento de la longevidad en la población como un problema. “Vivir más tiempo es un éxito como sociedad, no un problema.” Ante el constante aumento del envejecimiento, Díez asevera que sólo hay dos modos de revertirlo y es aumentando la natalidad mejorando la tasa de natalidad o contando con la inmigración, medida a su juicio provisional y poco efectiva puesto que lógicamente también envejecerán al mismo ritmo con las mismas necesidades.

Por tanto, asegura que el envejecimiento viene para quedarse y no se puede resolver pero si minimizar con políticas sociales. El profesor propone adaptar la organización social a la demografía y no al revés, es decir, adaptarnos a las poblaciones envejecidas. Argumenta que las políticas demografías impuestas nunca han obtenido los resultados deseados, citando el ejemplo de la política del hijo único en China o el control de natalidad de la Rumania de Ceaucescu.

Analizando el ciclo de la vida, Díez describe que la estructura demográfica de las sociedades postindustriales es muy distinta a las preindustriales. La imagen de la pirámide actual es más de rectángulo que la del triángulo de antaño. La lectura actual es que de cada 100 niños que nacen, 90 llegarán a los 100 años. Analizando la proporción de los mayores de 65 años, a pesar de la evolución de la sociedad seguimos con la misma fecha de jubilación. En 1950 en España los mayores de 65 eran un 6% ahora un 17% mientras que la esperanza de vida era de 64 años y actualmente está en 80 años. A mediados de siglo llegaban a los 65 años, aproximadamente un tercio de la población, ahora dos tercios.

En cuanto a los años de vida activa, en 1950 se accedía a los 20 años al trabajo y se jubilaba con 65, aportando 45 años de cotización. Ahora la entrada está más cerca de los 30, y se producen interrupciones como desempleo o prejubilaciones afectando a una reducción de las pensiones al ser actualmente necesarios 35 años de cotización para cobrar el 100% de pensión.

Respecto de la edad de jubilación Díez sostiene que es un despropósito prescindir de profesionales mayores de 65 años que estén capacitados para poder continuar trabajando, como sucede en otros países. Equipara los logros en derechos sociales e individuales conseguidos a partir de la segunda mitad del siglo XX con el derecho a seguir trabajando, llegando a preguntarse abiertamente porque este derecho no se facilita. Díez apuesta por la jubilación voluntaria, “puesto que cada uno es dueño de su vida” a aseverado.

Apoyándose en el derecho a trabajar, Díez apuesta por un modelo de jubilación voluntaria, acogiéndose a esta cuando el trabajador entienda que la necesita. Si es el empresario el que no necesita a ese trabajador que lo despida pero que no se realicen despidos encubiertos a modo de jubilaciones anticipadas.

Jubilación voluntaria y proporcional a lo cotizado

En cuanto a la cuantía de la pensión, Díez apuesta por un modelo de capitalización y no de reparto como el actual y propone que esta sea proporcional y acumulativa a las cotizaciones aportadas, excepto las no contributivas y siempre con la opción de jubilación voluntaria sin un límite legal de edad. “Jubílese cuando quiera y su pensión será proporcional a lo cotizado.”

En función de los limites, el hecho de no cobrar pension por tener menos de 15 años cotizados, afecta principalmente a las mujeres, que se incorporaron en menor medida al mercado laboral y lo abandonaron muy a menudo por dedicaciones familiares . Apuesta por copiar de otros países donde se cobra aunque hayan cotizado menos años. ”Tendrá derechos proporcionales a lo cotizado, aunque sean sólo tres años cotizados”, otra medida que no comparte es la penalización del 4% en los dos últimos años, previos a la jubilación

Para aumentar los ingresos y poder destinarlos al pago de pensiones Diez propone la reducción de la economía sumergida. La economía sumergida está entre un 20-25% a nivel nacional. Por tanto, la Seguridad Social pierde entre un 20-25 de ingresos. Uno de cada cuatro trabajadores no cotiza ni el trabajador ni el empresario. Se benefician no los trabajadores, sino también los empresarios.

Por último, Díez plantea que cambiemos la visión que se tiene en España sobre los mayores. Alude que estudiando las estadísticas, la imagen de los mayores en España es peor que en muchos otros países. Aboga por mejorar la imagen social de nuestros mayores como por ejemplo no destacando el gasto en pensiones en los medios de comunicación sobre otros gastos públicos.

Volver Imprimir página Enviar noticia por email

Pie de página

© 2015 Seguridad Social. Todos los derechos reservados