Acceso al contenido

REVISTA ACTIVA. PORTADA

logotipo Revista Activa con enlace a la página de inicio
Hemeroteca
Estás en: Portada > Tu Seguridad Social

Tu Seguridad Social

La AIREF recomienda garantizar el equilibrio financiero, mayor transparencia y profundizar el análisis de las reformas emprendidas

El presidente de la AIREF, José Luis Escrivá Belmonte, ha puesto en duda las previsiones tan pesimistas que se vislumbran sobre el futuro de pensiones por las dificultades que supone hacer proyecciones demográficas y de la evolución del mercado de trabajo fiables. Además considera que el impacto de las reformas paramétricas ya acometidas se está minusvalorando.

ACTIVA// 8 de febrero de 2017

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), José Luis Escrivá, ha comparecido ante la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo donde ha elaborado una serie de recomendaciones a la Administración de la Seguridad Social.

Estas sugerencias pasan por garantizar el equilibrio financiero de la Seguridad Social, profundizar en el análisis de las reformas paramétricas acometidas (Índice de Revalorización de las Pensiones y Factor de Sostenibilidad) y una mayor transparencia de los datos y proyecciones de la que dispone para minimizar el nivel de incertidumbre y poder acometer las reformas adecuadas.

Escrivá ha recordado las responsabilidades de su entidad en materia de pensiones y que se dividen en distintos escenarios temporales a corto, medio y largo plazo.

Corto plazo

Este escenario tiene que ver con la supervisión del cumplimiento de los objetivos de estabilidad y las recomendaciones ya remitidas por la AIREF a la Seguridad Social insisten en elaborar unas previsiones de ingresos más realistas que las que han realizado estos años “excesivamente optimistas y que no llegan a alcanzarse”. Las otras tienen que ver con la distribución de objetivos más realistas de acuerdo a la situación presupuestaria.

De cara a 2017, a pesar de la ausencia aún de presupuestos, estiman que el déficit de la Seguridad Social se mantendrá similar al de 2016.

Medio plazo

En el escenario a medio plazo, con un horizonte temporal de 5 o 6 años, la AIREF trata de estimar el impacto de las medidas acometidas, principalmente el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) y el Factor de Sostenibilidad.

Esos cálculos arrojan que, en ausencia de nuevas medidas, el déficit mejorará en los próximos 5-6 años pero muy ligeramente, a no ser que se den escenarios económicos muy positivos.

Según esta estimación, el IRP se mantendrá en el 0,25%, lo que se traduciría en una paulatina pérdida de poder adquisitivo de hasta el 7% en 10 años por el incremento del IPC. Al mismo tiempo, la tasa de sustitución se estabilizaría, se contendría el gasto en pensiones y se produciría ese pequeño descenso del déficit ya mencionado.

Para equilibrar el Sistema en este medio plazo, estiman que sería necesario aportar (puede cambiar en función del escenario económico) en torno al 1,5% del PIB de forma permanente durante unos 6 o 7 años. Este aporte extra podría provenir de transferencias del Estado, un aumento de cotizaciones o una reducción del gasto.

A largo plazo

Pero quizás lo más sorprendente de su intervención ha surgido a la hora de analizar el Sistema de pensiones a largo plazo ya que ha cuestionado todas las previsiones que se dan como ciertas de cara a 2050.

Para ello ha analizado los tres factores fundamentales que afectan al gasto en pensiones y que son el demográfico (tasa de dependencia); el factor institucional o de parametrización y los relacionados con el mercado de trabajo. Su conclusión es que proyectar su evolución arroja datos muy inciertos, especialmente en por el primer y el tercer factor.

En esta línea, ha sustentado esta afirmación mostrando las proyecciones demográficas del INE elaboradas en 2005 para los años actuales con unas grandes diferencias tanto en número de población mayor de 65 años como en número de cotizantes entre los datos estimados y los reales.

A pesar de estas difíciles previsiones, Escrivá ha presentado una proyección sobre un escenario “pesimista”, basado en las proyecciones demográficas del INE y con una tasa de ocupación similar a la de 2008 (muy poco ambicioso), en el que el impacto de las reformas acometidas contendrían el gasto y la tasa de sustitución, arrojando un aumento del gasto en pensiones inferior al 4% del PIB.

El presidente de la AIREF ha mostrado también un escenario más favorable “pero plausible”, con un crecimiento demográfico ligeramente superior y una mayor tasa de ocupación, en el que el gasto se mantendría similar al actual.

Volver Imprimir página Enviar noticia por email

Pie de página

© 2015 Seguridad Social. Todos los derechos reservados