Acceso al contenido

REVISTA ACTIVA. PORTADA

logotipo Revista Activa con enlace a la página de inicio
Hemeroteca
Estás en: Portada > Tu Seguridad Social

Tu Seguridad Social

Informe sobre el desarrollo del Pacto de Toledo 2011-2015

Informe Pacto de Toledo. 2011-2015(Think Stock)Una de las medidas reseñadas en el informe es la nueva ley de protección de trabajadores del mar. (Think Stock)

Algunas reformas clave de este periodo han sido: la separación plena de las fuentes de financiación o la introducción del factor de sostenibilidad; mejora de la protección social de los trabajadores a tiempo parcial; nuevo complemento para madres trabajadoras, y la extensión a nuevos colectivos de la acción protectora del régimen del mar. Por otra parte, la adopción de nuevas tecnologías ha hecho posible la implantación del sistema de facturación directa de cuotas y el portal Tu Seguridad Social.

ACTIVA // 4 de abril de 2016

El Gobierno ha remitido al Congreso de los Diputados el Informe sobre el desarrollo del Pacto de Toledo 2011-2015. En él se detallan las medidas aprobadas para garantizar la sostenibilidad del Sistema público de Pensiones a la luz de las últimas recomendaciones aprobadas por la Cámara hace ahora cinco años.

Por los resultados obtenidos, destacan medidas como la separación definitiva y plena de las fuentes de financiación del Sistema (en el contexto de la Recomendación 1); el resguardo del crecimiento anual de las pensiones (Recomendación 2.); la introducción de un complemento en la pensión para madres trabajadoras con dos o más hijos (Recomendación 17) o, en el ámbito de la gestión, el novedoso sistema de facturación directa de cotizaciones dirigido a las empresas (Recomendación 8).

La introducción del factor de sostenibilidad tiene como objetivo adecuar al sistema a la mayor esperanza de vida de los futuros pensionistas

Cabe mencionar, por su transcendencia, la introducción del denominado Factor de Sostenibilidad (Recomendación 11), diseño que contó con las aportaciones de un Comité de Expertos encaminadas a blindar el Sistema frente al envejecimiento de la población.

Es reseñable la aprobación de la denominada ley de Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, que también contó con el respaldo de una amplia mayoría parlamentaria. Este nuevo marco legal (Recomendación 9) moderniza el funcionamiento y gestión de estas entidades, refuerza los niveles de transparencia y contribuye a la mejora de la gestión de la incapacidad temporal, ahorrando trámites y desplazamientos al trabajador.

Otro de los logros alcanzados en este tiempo tiene que ver con la dotación de una mayor claridad de toda la normativa dispersa hasta ahora que regula la protección social de los trabajadores del mar (Recomendación 4). Dadas las especiales características del sector marítimo-pesquero, no se ha considerado conveniente abordar la integración de este régimen en los dos grandes bloques de trabajadores existentes -cuenta propia y cuenta ajena- a los que alude la Recomendación 4. No obstante, sí se avanza en la equiparación de la protección social de ambos tipos de trabajadores y en la tendencia a la homogeneidad que señala el Pacto de Toledo.

También constituye un hito que ha dejado impronta en la Seguridad Social la modificación para el reconocimiento de prestaciones en el trabajo a tiempo parcial (Recomendación 17), en su mayoría desarrollado por mujeres. Hasta hace dos años, a este colectivo se le exigía las mismas condiciones de acceso a las prestaciones que al resto de trabajadores, a pesar de que su tiempo de trabajo computaba en proporción a la jornada realizada a efectos de cotización.

De esta forma, en la práctica era prácticamente imposible completar el periodo mínimo de cotización exigido para acceder a la jubilación.

Discapacidad

El Pacto de Toledo estima que el sistema de Seguridad Social como instrumento de política social debe contribuir a la plena inclusión de las personas con discapacidad. Con este fin se permite la compatibilidad de una pensión no contributiva con la actividad laboral como un estímulo para la búsqueda de mejores oportunidades laborales o formativas. En este ámbito, también destaca la puesta en marcha del Convenio especial orientado a personas con especiales dificultades de inserción laboral, una herramienta que garantiza su cobertura futura de las prestaciones por jubilación y por muerte y supervivencia, dando respuesta a una de las reivindicaciones de las asociaciones que representan a este colectivo (CERMI).

Asimismo, se tomó la decisión de introducir en el ámbito de las mutuas de manera expresa la obligatoriedad de que estas entidades pudieran dar un mayor apoyo a los trabajadores que por un accidente o enfermedad se vieran inmersos en una discapacidad sobrevenida.

Gestión e información a los ciudadanos

En el ámbito de la gestión, destacan además de la liquidación directa de cuotas, ya mencionado, la puesta en marcha de un nuevo sistema de nóminas (en el contexto de la Recomendación 7). Cada trabajador puede ver reflejado de una forma clara y precisa el importe de las cotizaciones propias y las del empresario.

Esta iniciativa se ha visto completada con el nuevo portal de Tu Seguridad Social, donde el ciudadano, entre otros servicios, puede conseguir una estimación de su probable pensión de jubilación y solicitar un amplio abanico de prestaciones.

En relación a la lucha contra el fraude (Recomendación 10), el Informe detalla actuaciones como la implantación de métodos estadísticos para la detección de bolsas de fraude y las actuaciones llevadas a cabo por la Sección de Investigación de la Seguridad Social que se han saldado con más de 2.000 delitos esclarecidos durante 2015.

En el ámbito normativo, se han aprobado o actualizado varias normas, entre ellas una ley de lucha contra el empleo irregular. Por primera vez se introduce un tipo específico para penalizar el fraude de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social.

Volver Imprimir página Enviar noticia por email

¿POR QUÉ ESTE INFORME?

El Pacto de Toledo -suscrito en 1995 en el marco del Congreso de los Diputados- pretende aunar consensos para garantizar el futuro de nuestro Sistema de Pensiones, un Sistema público, solidario y de reparto.

Con este espíritu, en 2003 se emitieron las primeras recomendaciones. En ese momento la Comisión no permanente del Pacto de Toledo consideró “oportuno que el Congreso de los Diputados proceda, transcurridos al menos cinco años, a una revisión general del grado de cumplimiento de las recomendaciones contenidas en el mismo”. Así sucedió por primera vez en 2008.

Recogiendo este mandado, el Gobierno remite este Informe sobre el desarrollo de las medidas llevadas a cabo en nuestro Sistema de Pensiones en el periodo 2011-2015, indicando el cumplimiento de las diferentes recomendaciones emitidas por el Pacto de Toledo (aprobado por el Pleno del Congreso el 25 de enero 2011).

Pie de página

© 2015 Seguridad Social. Todos los derechos reservados