Acceso al contenido

REVISTA ACTIVA. PORTADA

logotipo Revista Activa con enlace a la página de inicio
Hemeroteca
Estás en: Portada > Tu Seguridad Social

Tu Seguridad Social

¿Vacaciones en la UE? No olvide su Tarjeta Sanitaria Europea

Quizá tiene planeado viajar a Europa por vacaciones, estudios, trabajo. Ha preparado una lista para no olvidarse algo. El inventario contendrá, además del habitual kit de ropa, aseo y entretenimiento, la documentación necesaria para el viaje: billetes de transporte, pasaporte, reservas de alojamiento…Pero, ¿ha previsto también la Tarjeta Sanitaria Europea?

ACTIVA // 2017

EN LA PUERTA DE EMBARQUE

Para viajar de forma más segura y evitar algún que otro disgusto –un accidente o enfermedad que requiera atención médica- y que pueda arruinar su estancia en Europa es más que recomendable viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) en el bolsillo. ¿Conoce este documento? ¿Tiene dudas sobre él? No se preocupe, aquí se lo contamos.

¿Qué es? Es una acreditación personal e intransferible que le da derecho a recibir la asistencia sanitaria que necesite durante su estancia temporal en los países de la Unión Europea, en Islandia, Liechtenstein, Noruega (Espacio Económico Europeo) y Suiza. Cada persona que viaje debe tener su propia tarjeta.

¿Tiene algún coste? No, la Tarjeta Sanitaria Europea es gratuita.

¿Quién puede obtenerla? Los titulares del derecho a la asistencia sanitaria del sistema de Seguridad Social. Es decir, y en pocas palabras: los trabajadores en alta (o en situación asimilada), los pensionistas y los beneficiarios del titular de la asistencia sanitaria.

¿Cómo la puede conseguir? Existen tres vías: por teléfono (901166565), por Internet en la Sede Electrónica, o acercándose al Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (ver oficinas en España) más cercano a su domicilio. Sólo en algunos casos, que se explican en la Sede Electrónica, será obligatorio solicitarla de forma presencial en la oficina para presentar documentación.

¿Cuánto tiempo tardará en recibirla? Cualquiera que sea la forma de solicitud, la tarjeta se enviará a su domicilio en un plazo inferior a 10 días. En ningún caso se entregará en mano. Si la necesitara antes deberá, necesariamente, solicitar un Certificado Provisional Sustitutorio (ver información arriba a la derecha).

¿Cuál es su validez? Dos años. Con algunas excepciones: para los extranjeros residentes, la validez no se extenderá más allá de la fecha de vencimiento del permiso de residencia; para los beneficiarios de prestaciones de desempleo y subsidios o personas sin recursos económicos, el periodo de duración de la prestación en el primer caso y 90 días como máximo en el segundo.

¿Y si me va a caducar la tarjeta pronto? Antes de embarcarse en su viaje compruebe que el periodo de vigencia de la tarjeta comprende la fecha de regreso prevista. Si no es así, solicite una nueva para asegurar la cobertura sanitaria durante su estancia.

DURANTE EL VIAJE

Una vez que ha llegado a su destino europeo estará protegido sanitariamente ante cualquier eventualidad médica que le pudiera surgir. El objetivo es que reciba la atención necesaria que le permita prolongar su estancia hasta el final.

¿Qué servicios sanitarios cubre? Podrá recibir la asistencia de un médico, un hospital o un centro de atención sanitaria como si fuera un residente más. Es decir, si usted va a Francia le cubrirá la asistencia sanitaria igual que a un francés, no con la asistencia que recibe en España. Eso sí, sólo le cubre los gastos médicos surgidos durante el viaje por problemas de salud y no los anteriores a la realización del mismo.

¿Le pueden cobrar por recibir atención médica? Sí. En muchos países, por ejemplo en Francia, cobran un ticket moderador por los servicios sanitarios (un euro por consulta, 10 euros por especialista o un porcentaje por medicamento). Dado que usted será tratado como residente a efectos sanitarios, deberá abonar dicho importe. Otro ejemplo: si usted es pensionista en España y necesita algún medicamento en la nación de destino, tendría que abonar el importe que se cobra habitualmente en dicho país.

¿Puede un médico negarse a atenderle si ha olvidado su tarjeta? La ética médica impone que un médico no puede negarse a atenderle. Sin embargo, es muy posible que le pidan que pague por adelantado. En un caso de emergencia, le pueden enviar por fax o email un Certificado de Sustitución Provisional desde España, que le ofrece la misma protección.

DE VUELTA A CASA

De regreso en casa, al deshacer el equipaje, encuentra la tarjeta y le asaltan algunas dudas más.

¿Le reembolsarán el importe pagado? Según la normativa sanitaria del país de destino. Podrá pedir el reintegro al volver a España pero sólo le devolverán lo cobrado erróneamente (no lo que cobran normalmente a todos los usuarios del sistema de salud en el país de destino).

¿Necesita renovar la tarjeta? La renovación de la tarjeta se puede hacer por teléfono, internet y presencialmente, tanto para los titulares como para los beneficiarios de la asistencia sanitaria. Eso sí, cuando han cambiado sus datos personales (como el domicilio) deberá actualizarlos de forma presencial antes de solicitarla por teléfono o por la Sede Electrónica.

¿Puedo ir adelantando la renovación? Sí, podrá gestionar la renovación en los Centro de Atención e Información de la Seguridad Social hasta 30 días antes de su caducidad. En la Sede Electrónica lo podrá hacer, sin necesidad de certificado digital, hasta 60 días antes de la fecha de caducidad.

Volver Imprimir página Enviar noticia por email
Así es la tarjeta sanitaria europea(Foto: Thickstock)

Pie de página

© 2015 Seguridad Social. Todos los derechos reservados